Por Montserrat Castellanos    Jueves, 12 de Enero de 2012 10:47
PDF
Represión y nepotismo en Tlacolula de Matamoros

conyroblesMontserrat Castellanos...

Los diversos conflictos en el municipio, así como al interior del ayuntamiento, aunado a las continuas ausencias de la presidenta municipal, emanada del PRI, Concepción Robles Altamirano, están a punto de provocar una crisis de mayores dimensiones.

Ubicado a tan sólo38 kilómetros de la ciudad de Oaxaca la presidenta municipal de Tlacolula de Matamoros, Cony Robles Altamirano, ha instaurado un violento cacicazgo, con todas las características peculiares de un gobierno municipal de esa naturaleza.

Organizaciones sociales y civiles han denunciado la ola de represión utilizada por la Edil en contra de sus adversarios o de quien la crítica, a grado tal de usar a la policía municipal para amedrentar a quien se atreva a disentir de la autoridad municipal.

Don Julio García un habitante de este municipio con 75 años de edad, cuenta que pese a los millonarios recursos que recibe el Ayuntamiento, la obra pública brilla por su ausencia.

Aquí, asegura, no hay obra pública, ni mejoras en los servicios municipales, y de que la Presidenta Municipal informe del destino de esos recursos millonarios que maneja cual si fuera patrimonio familiar y no recursos públicos, recursos de pueblo que, por si fuera poco, en su mayoría provienen de la federación, ni siquiera son de ingresos propios generados en Tlacolula, que también los hay, sino son recursos de la nación, pues de esos nadie sabe.

Comentó que el Primer Informe más que dar cuenta de la inversión del recurso económico, fue una fiesta particular de la Primer Concejal, pues despilfarró dinero para simular lo que en la realidad no existe.

Un conflicto que recientemente le “explotó” fue el relacionado con la falta de agua en el fraccionamiento denominado “Ciudad Yagul” el cual tiene más de un sexenio de padecer la falta del vital líquido.

En este conflicto la Coordinadora para la Defensa de los Recursos Naturales del Valle de Tlacolula, se constituyó para defender los mantos acuíferos del municipio, sobre todo los de la zona declarada de reserva biológica, misma que se halla amenazada por las decisiones arbitrarias de la cacica, para así cumplir con sus promesas de campaña con los habitantes del fraccionamiento Yagul.

También contra esa organización ecologista ha enderezado su represión Cony Robles.

Primero, en el mes de marzo cuando los cita y los deja plantados, después cuando éstos la buscan en un acto municipal los enfrenta con la policía municipal y luego los acusa de agresores.

Los vecinos quienes temerosos se atreven a denunciar las anomalías existentes cuentan que lo único positivo que tiene la Presidenta Municipal es beneficiar a toda su familia, pues la gran mayoría está dentro de la nómina municipal: hijas, yernos, primos, su pareja sentimental, etc.

Además de preocuparse por rescatar el patrimonio de su familia, al mandar a rehabilitar el rancho de sus padres y proveerlo de una carretera hasta sus puertas, casualmente culminada días antes de que se efectuara ahí la ostentosa fiesta de boda de una sus hijas de nombre Eréndira Chávez Robles, directora del DIF municipal, cuyo ahora marido, Ernesto Gómez Cruz, fue premiado como director de Obras municipales de Tlacolula.

 
miércoles, 16 de Abril de 2014