BANNER XOXO

Sólo una comisión plural podría pacificar la zona triqui: Santibáñez

regiontriuiDalia Piñón González/www.vozdelsur.com.mx.......

Ante las más de 700 muertes en casi medio siglo de violencia entre el pueblo triqui, el sociólogo Porfirio Santibáñez Orozco, adscrito al Instituto de Investigaciones en Humanidades de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (IIHUABJO), considera que sólo una comisión plural -integrada por representantes de la Iglesia, de la sociedad civil y del gobierno estatal- podría pacificar la zona.

 

“Hace poco me sorprendió leer una declaración de un líder triqui de que ‘nunca nadie los ha invitado a buscar una solución a fondo, (las autoridades) siempre se ocupan de las cosas del momento’; y eso da una idea de que (el gobierno) sólo se ha dedicado a administrar el conflicto, en lugar de buscar una solución a fondo”, comentó.

En entrevista con Voz del Sur, el investigador advirtió que el plantón de desplazados instalado desde el inicio del gobierno del cambio, en el corredor del Palacio de Gobierno, no es gratuito: hay verdadero temor entre estos indígenas de regresar a su pueblo, donde los rencores acumulados, la violencia, la falta de voluntad de las partes para dialogar, así como la incapacidad gubernamental, pone en riesgo su integridad física y la de cualquier habitante.

“Es un problema complejo que, a medida que pasa el tiempo, se va enredando cada vez más”, indicó.

Refirió que la comercialización de café y alcohol, el tráfico de armas y la presunta siembra de estupefacientes, así como la misma cultura, han motivado el conflicto social y dividido a la población en tres grupos: el Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), el Movimiento Unificador de Lucha Triqui Independiente (MULT-I) y la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort).

Ante esta situación, Santibáñez planteó que “hace falta un proyecto de largo alcance, con un mediador reconocido por todos, respetado por todos, que tenga reconocimiento oficial; un mediador que no necesariamente tiene que ser una persona, puede ser colectivo.

“Sé que no es sencillo ponerse de acuerdo, y menos sencillo es resolver un problema como este; pero mientras no se sienten a platicar todas las partes que intervienen, con un mediador entre ellas, no existe la posibilidad real de una solución que, en dado caso, sería a plazo medio, no inmediata”, afirmó el académico.

En este sentido, recordó que los sacerdotes católicos Arturo Lona Reyes, obispo emérito de Tehuantepec, y Wilfrido Mayrén Carrasco, mejor conocido como el padre “Uvi”, presidente de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz, han ofrecido al gobierno su interlocución para buscar la paz, pero han sido ignorados.

“Aquí el asunto es doble: primero, quién convoca; segundo, quién va a ser el mediador -cuatro o cinco personas notables, con determinado perfil y autoridad moral para mediar, e interés en que se encauce este asunto-; el problema es quién toma la iniciativa. Si se logran sentar a la mesa las tres fuerzas y el mediador sería un triunfo inicial de la razón”, precisó.


Intereses en juego


Santibáñez Orozco mencionó que el libro Cambio Social en la Región Triqui, escrito por los investigadores León Javier Parra Mora y Jorge Hernández Díaz y editado por la UABJO en 1994, advierte lo complejo del conflicto triqui.


“Aparentemente los intereses materiales que estaban en juego eran dos muy claros: la venta de café y algunos productos de muy escasa relevancia, y el tráfico de armas; la venta de alcohol. Pero el café entró en crisis desde hace muchos años, desde el punto de vista productivo no tiene un valor significativo”, expuso.


“Quizás el tráfico de armas sí sea un negocio rentable. Y lo del alcohol es hasta cierto punto rentable también. Precisamente por eso digo que la única vía para poder encauzar eso sería establecer una mesa con la participación de las partes y un mediador autorizado”, insistió.


“Ante un problema político sólo puede haber tres vías históricas para encausar: la clásica, que alguno de los contendientes le gane a los demás -que se da en las elecciones, en las guerras-, y que aquí (en la zona triqui) no se ve; lo segundo es que se pongan de acuerdo por ellos mismos, que tampoco lo veo viable; y la tercera es un mediador. ¿Quién puede tomar la iniciativa? El gobierno del estado”, aventuró.


Buscar

twitter siguenos voz ok

logo facebook

Please publish modules in offcanvas position.

Voz del sur